Comenzar a "vivirse", permitir ser una misma.

Este último tiempo ha sido extraño, es extraño, dejar de ser un engranaje de un sistema enorme y comenzar a vivirse, a permitirse ser una misma.


La primera sesión en CCT para mí fue un descubrimiento, cerré los ojos y me encontré con una desconocida que tenía bastante sentimientos en "stop" cómo cuando paras una película porque tenía la fantasía que más adelante habría tiempo para hablar conmigo, pero mi yo entero al cerrar los ojos me pidió/exigió quedarme y no irme más, y lo hice...escribirlo así suena como continuo natural pero la verdad es que este sistema laboral te crea la convicción de que eres irremplazable y que si no estás no solo fallas a tu jefe sino a las niñeces y sus familias, quienes ya han sido reiteradamente abandonados.



Cómo poder abarcar esa culpa y rabia hacia una misma por no ser capaz de funcionar 24/7?.


Hoy siento que esa pregunta es como pedirnos a nosotras mismas dejar de ser humanxs, en realidad no se puede. En realidad, cuando quede en silencio y me vi, sentí ganas de abrazarme, de pedirme perdón, de acogerme y escucharme, creo que no sería posible esa "reacción" sin el grupo con el que nos encontramos cada semana.

Comprendí que soy yo primero y que después de todo, esta mujer en la que me he convertido no era tan horrible como me lo mostraba el estrés y eso me abre nuevas posibilidades de habitar el mundo.


Le dije a Claudia que deseaba compartir y si, deseo que estás palabras puedan llevar a otros a romper el esquema de "solo valgo cuando produzco", "si me equivoco soy tontx" y tantas otras frases que hemos aprendido a decirnos.


Hoy entiendo la autocompasión como un ejercicio diario, a mis conocidas recriminaciones agrego después un " y si fuera mi mejor amiga?, (y es un ejercicio pequeño, pero siento que es una llave para el camino en el que logre amarme, amarme, así con furia, jeje).

Uf, entonces las palabras cambian, y me he sorprendido diciéndome que me amo, que para la próxima saldrá mejor, que lo importante es que puse el corazón y ya.

Ese "y ya" es importante, en el incluyo la posibilidad de no ser perfecta y eso me quita el peso de mil planetas de la espalda.

"Y ya" es para mi algo importante, porque luego de reencontrarme conmigo me percate que el cuerpo no andaba bien y fui a médica y cuanto duele el ego cuando te dicen que corresponde que asumas una licencia médica...entonces esperaba mis pataletas conocidas, mis yo castigadores, el látigo acostumbrado...pero esta vez, me entendí, realmente debo tomar una pausa porque no estoy bien y soy mi hogar, soy importante para mi, por evidente que suene desde afuera, para mi fue el descubrimiento y regalo más grande.


Yo, Alejandra, necesito parar porque me enfermo y cuando me enfermo me cuido y regaloneo, porque es necesario el amor cuando nuestro ser anda más bajito.

Una palabra más, ya me explaye bastante.


Gracias, gracias porque nuestro grupo me recordó amorosamente la compasión aun resistiendo la lógica neoliberal.


Alejandra R.


171 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cuidar-me